BIOGRAFÍA

NAVARRA: LAS RAÍCES

La familia de Javier procede de todos los puntos de Navarra. De Pamplona vino a Javier su padre don Juan de Jaso, Alcalde de Corte Mayor y consejero de la Reina Doña Catalina y de su esposo Juan de Labrit. Su madre, María de Azpilcueta y su abuelo, Martín de Azpilcueta, provenían del Baztán. El linaje de Azpilcueta era más rico en valores humanos que en bienes materiales y se preciaba de haber conservado y transmitido la fe cristiana desde antes de Carlomagno. Jasos y Atondos, togados, y Azpilcueta y Aznarez, caballeros, eran los cuatro linajes reunidos en el castillo de Javier.

Juan de Jaso tuvo cinco hijos. La mayor, Ana, casó con Diego de Ezpeleta, señor de Beire. Magdalena fue dama de Isabel la Católica; de gran belleza, fue llamada la azucena de Javier, dejó la corte, profesó como clarisa en Gandia, y murió en olor de santidad. Miguel, el mayorazgo, casó con doña Isabel de Goñi y Peralta, hija del señor de Tirapu. Juan el cuarto, fue capitán, casó dos veces, y de él descienden los condes de Pañaflorida, un título nobiliario vinculado ala Ilustración vascongada. Por fin, el martes de la Semana Santa, 7 de abril de 1506, nació en una habitación del ala occidental del castillo el quinto hijo, Francisco y fue bautizado por el vicario don Miguel, en la iglesia